viernes, 20 de febrero de 2015

Historia de la Alhambra.




Hemos realizado  un trabajo sobre la historia de la Alhambra. Nosotros buscamos la información en un libro llamado: "La ciudad palatina de la Alhambra y las obras realizadas en el siglo XVI a la luz de sus libros de cuentas" de Matilde Casares López. Es un libro muy interesante porque conoces cosas y cuestiones muy importantes de la historia de la Alhambra que antes no sabías.
Las imágenes están sacadas de una página del patronano de la Alhambra, muy recomendable, que cuenta con documentos e imágenes históricas de la Alhambra.

Aquí tenemos el resultado final:

La actividad constructora de la Assabica o colina  Roja se remonta civilizaciones anteriores al periodo islámico, tiempo en el que se consolidaron sus murallas torres y edificios y se crearon las infraestructuras necesarias para ser concebida como una verdadera ciudad palatina. La Alhambra ha resistido al embate del tiempo gracias a la estructura geológica de esta colina. En cada etapa histórica fue dejando su impronta estética y urbanística. Gracias a ello nos podemos hacer una idea de la fisonomía que tuvo que tener la Alhambra en el periodo nazari y primera etapa cristiana.

Su estructura urbana contempla singulares sistemas de seguridad como el empleo de sus torres, todas de diferentes tamaño, distribución y función a lo largo de la muralla. Por otro lado la distribución interna de este recinto nos presenta tres núcleos bien diferenciados: La Alcazaba o área castrense, residencial y estratégica; la Medina de carácter industrial y artesanal, burocrático y residencial y, finalmente, la palaciega, sede de los monarcas nazaríes.

Las construcciones árabes se hicieron sobre una base de conglomerados muy resistentes que explican la supervivencia de sus viejas murallas a pesar de la abrupta pendiente en la que se asienta. Sus ruinas se debieron a la descomposición por la humedad, la argamasa, a los agentes atmosféricos y vegetaciones parásitas y al abandono de su edificios.

Las construcciones musulmanas no son muy sólidas. Unos autores hacen derivar esta característica de su primitivo nomadismo mientras que otros piensan que se debe a su espíritu religioso. Muchos edificios, debido a su función, se hicieron sólidos, como los baños, capaces de soportar elevadas temperaturas y sobre todo sus fortificaciones. 
La Alhambra, sin embargo, es resistente y sólida en lo funcional y frágil y sutil en lo decorativo. Los monarcas constructores supieron armonizar ambas características, los paramentos lisos de sus Torres y murallas con la suma belleza de sus decoraciones palaciegas. 

El módulo de sus edificios es generalmente pequeño, aunque no falta las grandes construcciones, como la Torre de Comares, de 45 metros de altura. En los recintos palaciegos la estructura  adintelada esta recubierta con bóvedas de madera, carpintería de lazo, o de  mocarabes, que hacen más exquisita y liviana su arquitectura.

Hasta el siglo XI, en la construcción de las murallas se usó el hormigón muy sólido y resistente de color gris. En el siglo XIII y parte del siglo XIV el hormigón era más flojo, se hacía con alpañata colorada( tierra gredosa de color muy rojo) y cal y, en el siglo XV las construcciones se hicieron de tapial.
Las Torres  se hicieron de los mismos materiales pero empleando el ladrillo para proteger las esquinas, para los arcos de refuerzo de las saeteras y ventanas, etc. 

La disposición de las Torres, fosos, conjuntos palaciegos, así como las murallas de circunvalación están construidas de manera de facilitar el ataque desde la fortaleza  y la defensa desde su interior. A pesar de la existencia de los Palacios que cabalgan sobre la muralla, en ocasiones, incluidos dentro de las Torres, el circuito defensivo permitían un control total sin interferir en la vida civil de sus protegidos. 

CÓMO SE FORMÓ LA ALHAMBRA. 

Los árabes emplazaron esta ciudad,en la colina de la Asabica, que dibuja su silueta frente al barrio frontero del Albaycin, donde algunos autores ubicaron a la antigua ciudad romana de Ilíberis.
Por su situación estratégica fue refugio de pobladores desde la Edad Antigua. Es conocida y demostrada la existencia de fortificaciones a su alrededor en sucesivas oleadas y de una población variable que arruinó y levantó obras sin concierto ni uniformidad, pero que, poco a poco, le darían al sitio el carácter que hoy nos resulta familiar.

Antes de la etapa musulmana, durante ella y después de la conquista, su población debió ser numerosa ya que no se halla ni un palmo de terreno en el que no se encuentre cimientos de casas y Palacios antiguos, hoy derruidos o reconvertidos en edificios turísticos. A la llegada de los árabes la ciudad de Granada evolucionó y comenzó la construcción de la primera Alhambra con materiales de la ciudad romana de Ilíberis.




CRONOLOGÍA.

Vemos por los datos anteriores que en la Alhambra existieron construcciones anteriores a la dominación musulmana, en cuyo tiempo debieron ser rehechos sus muros. 
El conjunto está ceñido de Torres y murallas ofreciendo un perímetro de forma irregular, cuyo vértice de poniente, a modo de proa de barco, esta dirigido hacia Granada.

Dice la leyenda que en la etapa zirí en el siglo IX:
"Fue Sawar  -Se refiere a Sawar Ibn Hamdum al-Qaysy- quien edificó la Medina o ciudadela de la Alhambra de noche y a la luz de los hachones que relumbraban y, como los árabes de la Vega les parecía roja por el resplandor, de ahí tomó el nombre de Alhambra-la Roja".

El rey Sawar estaba cercado en la Alhambra por los muladíes de Elvira, a cuyo frente iba Omar Ibn Jafsun. Pasaron grandes apuros en esta contienda de forma que luchaban de día para defenderse y rehacían los muros de noche. Estos hechos acontecieron en la primavera del año 889. Quiere decir que en el siglo IX ya había fortificaciones en la Colina Roja. 
Seco de Lucena, en uno de sus más conocidos escritos, llega a la conclusión que la antigüedad de la población se aproxima a trece siglos cuyas huellas responden a cuatros periodos, que a continuación exponemos:

- Primer periodo. Correspondería a la Alhambra antes del siglo XII. Es una época que alberga distintas dominaciones: romanos, visigodos,  y árabes. Los materiales característicos de esta etapa son de sorprendente dureza, sobre todo el mortero romano. Los cartagineses y fenicios emplearon un sistema constructivo con piedra más dura que encontraban a mano.

- Segundo periodo. Abarca los siglos XII y XIII. Se indentifican los sillares de piedra dorada y escombros de acarreo. Es el comienzo de la época nazari.

- Tercer periodo. El de los siglos XIV y XV. Se caracterizan por obras de argamasa y piedra, apisonando una capa de cal y otra de arena, respectivamente, sobre claros  de puertas, tragaluces de mármoles, más o menos finos y ladrillos vidriados. Esplendor nazarí. 

- Cuarto periodo. Correspondiente a la etapa cristiana. La obra más significativa es el palacio de Carlos V. También el aljibe entre la Alcazaba y los palacios, y el convento de San Francisco. 

LA ALHAMBRA DESPUÉS DE LA CONQUISTA CRISTIANA.

El reinado del último rey de Granada, Boabdil, estuvo repleto de intrigas. Fue encarcelado por su propio padre, que lo alejó de esta manera del poder hasta 1486. El Zagal, su tío, dirigió autoritariamente la ciudad hasta su muerte -en la fecha citada- fue entonces cuando Muhammad XII, Boabdil, tomará las riendas hasta 1492. Este rey nazarí soportó el final de una guerra de 10 años y, viendo como su reino se detioraba por momentos, por la política de asedio llevada por Castilla (devastación de cosechas, continuas razias e incursiones hasta poner cercó a Granada), decidió firmar las capitulaciones de Santa Fe.
La Alhambra pasó a manos cristianas sin asalto, casi en secreto y casi intacta. Su reconstrucción hubo de ser el punto de arranque para dar vida a la ciudadela. Los reyes católicos fueron los primeros que mandaron conservar tan suntuoso y excelente edificio para que quedara perpetua memoria.

Este deseo de conservación no fue privativo de los monarcas Castellanos. Algunos nobles no dudaron en aportar dinero para las obras. Granada los cautivo. Imaginemos la actitud de los soberanos tras la conquista cuando llegaron a la Alhambra. Un paronama poco agradable, dado al deterioro las murallas Torres y aposentos. Algunos autores recuerdan los temblores que sacudieron a Granada el 27de Julio del 1431. El estado de la fortaleza era deplorable debido, por un lado, al desplome de sus muros por el gran terremoto acaecido en los últimos tiempos del gobierno nazari y por otro lado, a los pocos recursos de Boabdil para reparar estas construcciones. 
A partir de este momento la Alhambra se convirtió en uno de los principales objetivos constructivos de los monarcas cristianos desde finales del siglo XV hasta mediados del siglo XVIII en que dejó de tener importancia en beneficio de otras construcciones reales.



PAULA Y ADRIÁN.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada